Álvaro Fernández valora la situación del club en El Adelantado

Álvaro Fernández, presidente de Naturpellet Segovia, ha concedido una entrevista a El Adelantado de Segovia en la que ha valorado la situación actual del equipo, tanto deportiva como institucional. Una situación que necesitará el esfuerzo de todo.

Fernández ha asegurado en la entrevista que si la situación no cambian habrá déficit a final de temporada “estamos hablando entre 15.000 y 20.000 euros”, a pesar de contar con el apoyo social de Segovia que cada semana llega a casi llenar el Pedro Delgado, las instituciones no están en la misma línea “el día del ascenso, la alcaldesa nos dijo que no nos dejarían solos, y aunque agradecemos cada euro que nos dan, la cifra es la misma que cuando estábamos en Segunda, por ese lado nos sentimos solos”, ha confesado el presidente del club. Económicamente, Naturpellet Segovia se nutre de “un 80% de apoyos privados, no pido que las instituciones nos cubran el 70% del presupuesto, pero si un 30, 35%”.

Dentro del club todos han arrimado el hombro, “hemos aligerado el coste mensual de las fichas, con los jugadores no puedes acabar debiendo dinero, porque en ese caso no puedes fichar en la siguiente campaña ni inscribir jugadores, ni con la Seguridad Social, porque no podrías recibir subvenciones”, ha valorado Álvaro, la parte positiva es “con la Liga la deuda está saldada, porque sino no podríamos haber traído a Gava”.

Si la situación no se revierte a final de temporada “nos tocará poner dinero a los directivos, algunos siguen pensando que los directivos, además de poner la cara y el dinero, ganamos algo”.

En cuanto al plano deportivo, la actualidad ha pasado por la baja de Alvarito “se produjo sin que tuviéramos tiempo para reaccionar, pese a que sí teníamos un par de jugadores mirados por si acaso”, el presidente relata para El Adelantado como se produjo la salida del jugador “me llama el 30 de enero por la tarde para decirme que tenía una oferta del extranjero, pero que está en el aire, le digo que salir está complicado porque se nos acaba el periodo de fichajes, pero que no iba a obligar a nadie a que estuviera en un sitio en el que no quería estar… A los dos días me vuelve a llamar y me dice que la oferta es firme y que es de Rumanía, insistió mucho en salir del club y pienso que es contraproducente tener a un jugador en un club en contra de su voluntad, hablo con Diego y acepté que se fuera”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *